Vehículos eléctricos, mantenimiento y coste

No es algo nuevo que aparezcan artículos sobre vehículos eléctricos en este blog, se han explicado desde el consumo que tienen hasta la comparación de diferentes modelos (Peugeot iON, Renault Fluence ZE, Seat Altea XL Electric Ecomotive).

Para los seguidores del blog de ecomotriz.com no es ningún misterio el cómo y dónde podemos recargarlos (como pueden ser las Ferrolineras en 2012, los puntos de recarga en domicilios e incluso lugares fuera de España). Pero una vez que pensamos comprar, o ya tenemos, un coche o un vehículo eléctrico, nos saltan una serie de preguntas: ¿Será muy costoso su mantenimiento? ¿Donde podré llevarlo?

Por lo que ya conocemos, el “combustible” con la que funcionan los vehículos eléctricos puede salir muy económico gracias a la Tarifa Supervalle (consumir la electricidad por la noche es más económico que durante el día). La recarga de las baterías puede tener un precio que oscila entre los 0,90 y 1,5 euros cada 100 km. Este valor esta alejado del consumo de cualquier coche diésel, que oscila entre los 3’8 y los 6 litros de combustible a los 100km, siendo el coste de entre 5 y 7’8 euros.

Otra de las preguntas que con más frecuencia se pueden encontrar en la red es: Ante una avería, ¿Qué puedo hacer con mi coche/vehículo? ¿Mi mecánico de toda la vida sabrá que hacer con él? ¿El concesionario donde lo compré podrá hacerse cargo?

La tecnología de los vehículos eléctricos es muy innovadora y ante una avería de las baterías probablemente, a día de hoy, ni el concesionario ni el taller de toda la vida podrán solucionarlo con facilidad ni brevedad. Sin embargo, la mecánica de un coche eléctrico sigue siendo bien similar a un vehículo de combustión, a excepción del motor. Dirección, llantas, neumáticos, lunas, frenos y el resto de componentes ajenos al motor de combustión no varían de los vehículos eléctricos a los convencionales.

Para evitar situaciones indeseables y costosas de reparar, algunas casas comerciales han creado un sistema de alquiler de las baterías como es el caso de Renault con sus vehículos Fluence ZE y Kangoo ZE. A pesar de eso muchos mecánicos tendrán que ampliar sus conocimientos para poder seguir con su trabajo en el futuro.

El alquiler de una batería de Ión-Litio en buenas condiciones de contrato puede permitir cambiarla por otra en caso de avería, con lo que puede ser una forma sencilla y rápida de acabar con el problema.

No obstante las baterías de Ión-Litio con las que están equipados los vehículos eléctricos son muy duraderas. Su vida media se estima que no pierde carga hasta una vez rebasadas las 3000 recargas. Con una autonomía de unos 100 km, como mencionamos antes, las baterías siempre han sido el mayor problema a la hora de decidirse en la compra de este tipo de vehículos.

Pero si lo vemos desde otra perspectiva puede que no sea un problema tan importante. El 80% de los trayectos urbanos (diarios) son inferiores a 30 km, lo que supone que puedes esperar hasta 3 días para recargar las baterías. Si estas soportan 3000 recargas, una batería en buenas condiciones puede llegar a durar cerca de 18000 días, o lo que es lo mismo entre 45 y 60 años. En caso de gastar más el coche y hacer 100 km por día, las baterías podrían llegar a durar antes de perder carga entre 7,5 y 10 años, una cifra que tampoco está nada mal ya que una vez pasado el tiempo te la cambian por otra nueva.

Con todas estas cosas Renault ha afirmado que el mantenimiento de un vehículo eléctrico puede llegar a ser un 20% menor que el de un coche convencional. Otra de las ventajas de usar este tipo de vehículos.

 

Imagen www.eve.es

One Comment

  1. Hola, muy buena la reseña, yo les recomiendo que vayan a SpeeDee (ver SpeeDeeMexico en Facebook) ahi le dan un buen mantenimiento a tu carro

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*