Lufthansa oferta vuelos con biocombustibles

A mediados del pasado mes de diciembre la aerolínea alemana Lufthansa finalizó el estudio de un vuelo regular entre Hamburgo y Francfort con biocombustible.  Con el fin de disminuir la huella de carbono, uno de los motores de la nave irá cargado con el 50% del carburante producido a partir de elementos biológicos.

En asociación con la compañía australiana de biocombustibles Algae.Tec, han desarrollado un largo estudio que comenzó a mediados de año. La conclusión de este ha dado la razón a poder utilizar los carburantes alternativos como fuente de carbono en aviación.

6 meses de pruebas han sido los necesarios para poder ver despegar el primer avión que contenga combustibles más respetuosos con la atmósfera. 6 meses ha costado para afianzar con unas conclusiones rotundas que el uso de estos compuestos como fuente de carbono son realmente útiles.

Gracias a este innovador desarrollo, Lufthansa se ha convertido en la primera aerolínea en introducir este tipo de carburantes. A pesar que tan sólo el 2% de CO2 que se emite a la atmósfera proviene de la industria de la aviación. La compañía alemana quiere convertirse en un referente medioambiental en la reducción de gases de efecto invernadero.

El Airbus A321 que ha realizado el trayecto Hamburgo-Francfort ha estado cargado con una mezcla 50/50 de queroseno biosintético, producido por algas, y queroseno convencional.

La empresa australiana ha cerrado un trato recientem,ente con Holcim Lanka Limited para construir su primera planta de producción de biocombustibles a partir de algas en Asia. Gracias a esta planta se espera reducir las emisiones de CO2 producidas por la fabricación de cemento.

¿Será esta noticia acogida por las demás compañías aéreas? o por el contrario ¿Preferirán seguir como hasta ahora, con el uso de combustibles fósiles?. Aunque pueda sonar pesimista, la posibilidad de producir un cambio a nivel global en estas compañías estará, a nuestro pesar, más influenciado por los costes del combustible que por los costes ambientales. Al menos los primeros pasos se han dado ya, después de muchos años de anuncios por parte de muchas compañías del sector.

 

Imagen de freefoto.com

There are no comments yet, add one below.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*