Cómo cargar una batería de un coche: formas más eficientes

Los tipos de energía para cargar la batería de los coches eléctricos (vehículos eléctricos en general) son una de las cuestiones más debatidas hoy en día. A pesar de decirse mucho este tipo de informaciones muchas veces está sesgada y no se termina de entender muy bien como son esos procesos.

Existen 6 formas diferentes de cargar los cuerpos, algunas de ellas están estudiándose como incorporarlas a la carga de los vehículos.

Bateria rayo relampago

 

  • Carga por contacto
  • Carga por inducción
  • Carga por efecto fotoeléctrico
  • Carga por fricción
  • Carga por electrolisis
  • Carga por efectotermoeléctrico

 

De todas estas las que, de una forma más sencilla y eficaz, pueden utilizarse para la carga de baterías son la carga por contacto, inducción y efecto fotoeléctrico. Las demás pueden llegar a utilizarse pero son menos eficaces.

 

Carga por contacto

La carga por contacto, como su nombre indica, se realiza mediante un material cargado que transfiere electrones de forma directa a otro que está en una situación de reposo. La carga por contacto es el sistema más utilizado, ya que es el que se produce cuando conectamos un enchufe a la corriente eléctrica.

En este caso el material cargado es la corriente y el material en reposo es el enchufe al que está conectada la batería. La transferencia de electrones se produce directamente por el cable hasta llegar al cuerpo que se desea cargar. Es una forma sencilla y accesible para cualquier persona y la que más acogida tiene en todos los estudios de recarga de vehículos eléctricos.

 

Carga por inducción

La carga por inducción es algo diferente. Este tipo no requiere del contacto de los materiales para poder realizar la transferencia de electrones. Al acercar un objeto cargado a una fuente conductora, sin llegar a tocarse, se liberan electrones hacia esta última.

La carga por inducción parece muy extraña pero es muy común que se produzca en la naturaleza, sobretodo en las tormentas eléctricas. Las cargas de las nubes se alinean quedando las negativas en la parte baja de estas.  Las cargas positivas de la superficie terrestre hace que se produzcan los rayos.

A pesar de ser una forma de energía común en la naturaleza, es un poco complicado llegar a imaginar que un coche entero pueda cargarse mediante carga por inducción. Aun así, este tipo de carga se está utilizando en baterías de móviles y pequeños electrodomésticos desde hace pocos años. El paso de los pequeños electrodomésticos a los vehículos quiere darlo Mercedes, aunque Toyota, BMW y Nissan también están llevando a cabo investigaciones en este ámbito.

 

Carga por efecto fotoeléctrico

El último sistema de carga que vamos a explicar en este artículo es el de carga por efecto fotoeléctrico. Este sistema de carga es el que se produce en los sistemas de energías renovables basados en la energía solar.

La incidencia de la energía (electromagnética) producida por la luz en los conductores produce que se libere un electrón de este y se desplace produciendo una corriente que puede llegar a cargar una batería. Este efecto se conoce desde hace ya más de un siglo (1887), aunque no ha sido hasta hace algunos años cuando se han puesto en marcha sistemas de este tipo para la carga de baterías o calentar agua de forma.

 

Imagen de Charls Baca   www.flickr.com/photos/charls_baca

One Comment

  1. mecanica del automovil 23/12/2011 Responder

    Muy buen aporte. Considero que poseer conocimientos básicos en mecánica es muy importante para todos aquellos que poseen un vehículo. De este modo se pueden solucionar pequeños inconvenientes cotidianos por cuenta propia y ahorrar dinero en el mecánico.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*